martes, 1 de abril de 2008

El loco, el eterno vagabundo de los tiempos

El Loco, el eterno vagabundo, el arcano O, o arcano sin número. El Joker o comodín que se filtró a través de los tiempos, para jugar su juego con nosotros y cambiar repentinamente nuestra suerte.

Bufón, acompañado por su perro, ¿adonde va? ¿qué lleva en su hatillo? Cualquier cosa que nos responda nos va a desconcertar. Nos puede invitar a que lo sigamos, ¿nos animamos? Si loseguimos por un ratito por este camino sin mapas, empezamos a sentir una tremenda libertad, una alegría sin motivos. Nos tiene sin cuidado que piensen de nosotros, sentimos confianza, algo que nos guía y nos impulsa hacia nuevos territorios. Somos como niños, inocentes y a la vez ingenuos.

Podemos caernos y volver a ponernos de pie, podemos volver a empezar una y otra vez. No calculamos, el pasado no nos condiciona, el futuro no nos asusta. No entendemos las reglas, no le encontramos sentido. Simplemente queremos sentir esta aérea sensación, esta ingravidez, la liviandad de que nada nos ata.

El Loco nos muestra posibilidades desconocidas, nos sumerge en cambios repentinos, nos invita a crear, desafía nuestras más tozudas convicciones, se ríe de nuestra seriedad, baja el volumen de nuestra cabeza y enciende el instinto, busca el éxtasis, la fusión.

Al igual que el dios griego Dioniso, si lo tratamos con amabilidad, nos trae renovación a nuestra vida. Ahora si lo condenamos y juzgamos, se transforma en un impulso destructivo, una búsqueda de intensidad peligrosa, un comportamiento maníaco, la búsqueda del éxtasis en los lugares equivocados.

También puede suceder que nos identifiquemos mucho con El Loco, y que en vez de tomar su inspiración creativa, busquemos quedarnos en su mundo escapando de cualquier compromiso o responsabilidad. Aquí es donde nos encontramos con el arquetipo del Puer, el eterno adolescente, que vaga indefinidamente, siempre empezando algo nuevo para luego abandonarlo cuando requiere algún tipo de disciplina.

El loco ya empezó el viaje hacia la transformación, nos llama, nos regala su sonrisa, y como en el tango “Balada para un loco”, nos dice:

Quereme asi, piantao, piantao, piantao...

trepate a esta ternura de loco que hay en mi,

ponete esta peluca de alondra y vola, vola conmigo ya…

veni, vola, veni…


Muchas Gracias por visitar Tarot, Mitos y Arquetipos!

Marcela

Para más información acerca de la actividades de Tarot, Mitos y arquetipos , hacer click AQUÍ



1 comentario:

Aurora Díaz dijo...

Marcela:

Fascinante y original narración. No pude dejar de leer. Me embarqué en el viaje de, El Loco.

Aurora